(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net

Vacunas para los gatos

¿Sabéis cuándo es necesario vacunar a vuestro gato?

Para empezar, al mes y medio de vida del gato se recomienda acudir al veterinario para una primera revisión completa que incluirá una serie de pruebas que nos ayuden a diagnosticar su estado de salud y a descartar posibles enfermedades.

Una vez descartados los trastornos de salud más graves, se podría proceder a la vacunación del gato de acuerdo al calendario de vacunación felina, siempre siguiendo las instrucciones del veterinario.

La vacuna contra la leucemia felina y la trivalente felina son las más importantes de todas. La primera le ayudará a combatir la leucemia, muy peligrosa y extremadamente contagiosa en gatos; y la segunda le protegerá contra tres de las peores enfermedades que puede contraer un minino: el cacivirus, la panleucopenia y la rinotraqueítis.

Además de estas dos vacunas, que son fundamentales, probablemente en la clínica veterinaria os aconsejarán algunas otras que ayudarán a reforzar las defensas de vuestro gato y con ellas su salud.

Las vacunas de las que hablamos son la de la rabia y la vacuna contra la periotonitis infecciosa felina, una enfermedad de difícil detección y lúgubres diagnósticos, por desgracia, en muchos de los casos.

Sabemos que los gatos, en general, no son muy amigos de abandonar su hogar, pero la salud es lo primero y merece la pena llevarlo al veterinario para revisiones periódicas y, por supuesto, cumplir a rajatabla el calendario de vacunación.

 

Cómo saber si un perro tiene pedigrí

Mucha gente que tiene perros de raza, le gustaría certificar su pedigrí pero no saben por dónde empezar. Los pasos a seguir serían los siguientes:

En primer lugar hay que implantarle el microchip, si no lo tiene ya, y esperar a que el cachorro cumpla el año de edad. Entonces, ya que antes no está permitido, será el momento para poder llevarlo a alguna de las exposiciones – concurso caninas que la Real Sociedad Canina de España (RSCE) celebra.

Una vez allí, observando sus características morfológicas y su actitud, se decidirá si cumple los requisitos para obtener un certificado de raza (RRC). Esta decisión es tomada por un juez de la Real Sociedad Canina de España y también se valoran aspectos como su estado de salud y condiciones sanitarias.

Si la decisión es favorable al perro, se le inscribirá en el Registro de Razas Caninas, que supone el primer paso para que, en el futuro, a la tercera generación se pueda empezar a reconocer el pedigree.

Y es que en España, para que un perro sea merecedor del Libro de Orígenes Español, conocido como LOE, se deben tener reconocidas como certificadas de raza las tres generaciones anteriores, cuyos datos también deberán constar en este libro.

A partir de ese momento hay que informarse también acerca de los requisitos que hay que observar en el cruce para no perder el status y asegurar el pedigree a las futuras generaciones.

 

 

¿Tiene pulgas mi gato?

Las pulgas pueden producir en nuestro gato, además de disconfort y altos niveles de estrés por la continua irritación que producen sus picadas, varias enfermedades que no son nada agradables.

Por nombrar un par de ellas, tenemos la tenia, que puede aparecer debido a las pulgas que el gato traga cada vez que se acicala lamiendo sus patas y cuerpo; y la alergia a la picadura de pulga. Ambas requieren de tratamiento para su curación desde luego, si sospechamos que nuestro gato tiene pulgas deberíamos consultarlo con nuestro veterinario por si considera oportuno prescribir un tratamiento preventivo.

Para asegurarnos de si son pulgas o no, sería aconsejable comprar un peine de púas finas, en el mercado existen unos especiales para pulgas. Este instrumento nos ayudará a averiguar la verdad muy pronto, porque al pasarlo por el pelo de nuestro gato las veremos. Si nuestro gato tiene el pelo corto podemos incluso detectarlas a simple vista.

Las pulgas se suelen situar en las patas traseras del gato, aunque dependiendo del tiempo que lleven viviendo de él, pueden haberse propagado por todo el cuerpo.

Debemos saber que hay algunas enfermedades felinas que se manifiestan por síntomas como picores que provocan que el animal se rasque, por eso convendría que visitásemos al veterinario para salir de dudas y descartar situaciones más graves.

 

casting para perros

Los perros pequeños de Barcelona están de enhorabuena. Y también los de Madrid, los de Tarragona, los de Valencia, Cuenca, Zaragoza, Valladolid… Royal Canin busca al perrito más encantador de España para protagonizar la portada de su revista.
Si tienes un perrito pequeño tienes que coger la cámara de fotos y hacerle una sesión digna de un cásting para perros. Hazle un primer plano que resalte su hocico o tómale una instantánea mientras corretea por un jardín persiguiendo… ¿qué es lo que persigue exactamente? Nunca te queda claro… Llévale a una de las estupendas playas de Barcelona y déjalo ser él mismo mientras juega con las olas que se acercan a la orilla. No pierdas ni un momento, cualquier detalle es bueno para reflejar el carácter de tu mascota.
Cuando tengas unas cuantas fotos buenas, tómate tu tiempo, elije la mejor y entra en la página de Royal Canin. Ten en cuenta que sólo está permitido enviar una foto por perro, así que tienes que estar seguro de tu elección.
Una vez en la web de esta marca de comida para perros deberás introducir tus datos personales y los de tu mascota. Antes de seguir adelante puedes echarles un vistazo a tus competidores.
La noticia ha calado entre los amantes de los perros y los afortunados dueños de uno de estos amiguitos con cuatro patas, por eso la web de Royal Canin ya está repleta de fotografías, cada una con su historia o comentario particular.
Y es que, además de los datos y la fotografía, te dan la oportunidad de que cuentes algo que hace a tu perro especial y diferente al resto. Puedes contarnos su historia, cómo os conocisteis, qué es lo que más le gusta o lo que mejor sabe hacer. Mucha gente también ha hablado de lo bien que se porta o ha contado alguna anécdota divertida.
Si tu perrito resulta elegido ganador serás el afortunado que reciba un año de alimentación gratis especial para perros pequeños, además del orgulloso dueño de un perrito de portada ¡Mucha suerte a todos!

La castración de los gatos

La campaña de Global Defensa Animales Sin Hogar de Barcelona sigue con sus propósitos de disminuir el número de animales sin hogar por las calles de la Ciudad Condal. Barcelona registra cada año nuevos abandonos, tanto en gatos como en perros y otros animales. La sobrepoblación empeora el problema, tal y como nos comentan especialistas que prestan sus servicios en Residencias para gatos y Residencias de animales de Barcelona.
El método de control de la población más efectivo en el caso de los gatos, que es el que tratamos en estas líneas, es la castración. En
Barcelona su precio está en torno a los cien euros, sin embargo, diferentes campañas promovidas por la Asociación Global Defensa ASH proponen cantidades mucho más asequibles y que oscilan entre los cincuenta y cinco y los setenta y cinco euros para socios, y dependiendo del sexo del gato.
Quienes se estén planteando el castrar a su gato, además el precio han de saber que el método es otra variable a tener en cuenta. Los más comunes son la cirugía (orquidectomía), la vasectomía y los tratamientos químicos.
En un proceso quirúrgico, al gato macho se le extirpan los testículos, con lo que se detiene la producción de espermatozoides. Otra consecuencia de este método es la anulación de hormonas sexuales en el animal, ya que también dejan de producirse, por lo que sus instintos se verán modificados en este sentido.
Esta intervención conlleva riesgos ya que se ha de practicar aplicando una anestesia general. El post operatorio y las posibles infecciones causadas por el pelo o por una higiene inadecuada aumentan el nivel de riesgo de esta decisión que estamos considerando.
Si no se quiere modificar la conducta de nuestro gato y lo único que se desea es un control de la natalidad puede optarse por la vasectomía. Su método consiste en ligar los conductos deferentes. A través de esta intervención se consigue que el gato no pueda dejar embarazada a ninguna gata, pero que siga manteniendo intactos sus instintos y su comportamiento gatuno. El coste de esta intervención suele ser más elevado que el de la orquidectomía.
Por último, los tratamientos químicos consisten en la administración de medicación específica que produce un efecto inhibidor sobre el sistema hormonal del gato, reduciendo sus instintos pero sin intervenciones invasivas. El veterinario o el personal de las residencias de animales pueden dar información más precisa para cada caso concreto.