(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Peleas de perros

Peleas de perros

Por desgracia las peleas de perros son una experiencia que algunos hemos sufrido al pasear con nuestra mascota, tanto si hemos sido alguno de los protagonistas del desagradable incidente, como si simplemente hemos sido testigos de lo ocurrido. Barcelona capital, al igual que otras ciudades españolas registra cada año cientos de situaciones que terminan en pelea de perros o a las puertas, y no todo el mundo sabe cómo reaccionar.

Para saber qué hacer ante una pelea de perros es importante conocer a nuestro perro, para poder detectar los síntomas unos momentos antes de que la pelea se desencadene, si es él el atacante. Si por el contrario nuestro perro es el atacado, puede suceder que no nos demos cuenta de la situación hasta segundos después de que se produzca la primera agresión.

Aunque son momentos de mucha tensión, no podemos olvidarnos de que las personas somos nosotros, por tanto debemos mantener la calma. Si nuestro perro es el dominante en la pelea, intentaremos llamarle al orden y si está bien adiestrado, debería obedecer a nuestra señal de inmediato.

Puede que no sea el caso, entonces necesitaremos actuar. Primero intentaremos sujetarle con ayuda del collar, y si no obtenemos resultados deberemos pasar a asir sus extremidades traseras y levantarlas del suelo, obligándole a mantenerse sólo sobre las delanteras y consiguiendo así que al concentrarse en mantenerse de pie se calme un poco. En cualquiera de los casos intentaremos alejarlo del otro perro, poniendo una distancia de seguridad entre ambos y evitando que tengan contacto visual si fuera posible.

Sin embargo, cuando nuestro perro es el agredido no podemos tomar ninguna medida que le deje a merced del otro perro, si su dueño todavía no ha tomado cartas en el asunto. Tratar de alejarnos y alejarle del lugar de la pelea y del otro perro puede ser una buena solución, aunque lo ideal sería contar con la colaboración de la otra parte. Si no aparece y no conseguimos librar a nuestro perro del ataque alejándonos del otro perro, podemos tener que intervenir, actuando sobre el animal atacante como se ha descrito anteriormente, pero extremando las precauciones, ya que podríamos resultar atacados también.

La ley defiende a los perros y gatos

La ley defiende a los perros y gatos

El Código Penal español en varios de sus apartados dispone preceptos que salvaguardan la integridad física y el derecho a la vida de nuestras mascotas. Los animales no se hallan desprotegidos, porque la ley les ampara. ¿Conoces ya los derechos de tu perro o gato?

Sucesos como el acontecido en el año 2009 en Barcelona, cuando un hombre tiró por la ventana de un cuarto piso al perro de su novia causándole la muerte, tienen una repercusión social importante, especialmente en los círculos de amigos y amantes de los animales. Sobre todo cuando se conoce que el autor de los hechos tan sólo tuvo que pagar una multa de 360 euros como castigo por el delito cometido. Ocho meses de cárcel para este hombre completan la sentencia que se dictó y nos queda la duda de saber si nuestros animales domésticos están protegidos.

Además de las competencias en este orden que han sido transferidas a las Comunidades Autónomas, el Código Penal español considera como delitos o faltas diversas acciones que puedan resultar en daños a animales domésticos.

Lesiones y maltratos a perros y /o gatos que lleven al menoscabo de la salud de los animales o que desemboquen en su muerte son actos calificados como delito. La ley castigará a su autor con penas de cárcel de entre tres meses y un año. Si además el que ha producido el mal en el animal desempeña algún oficio que tenga relación con los animales, se verá suspendido de sus funciones e inhabilitado durante entre uno y tres años. El Código Penal así lo establece en su artículo 337.

Penas de multa de diez a treinta días serán aplicadas a aquéllos que abandonen a un animal doméstico en condiciones que puedan hacer peligrar su vida o su integridad física. Esta falta se regula en el artículo 631 del mismo Código.

Algunas disposiciones más protegen los derechos de la flora y fauna, además de los de los animales domésticos, y quienes estén interesados podrán encontrarlas en el Capítulo IV del Código Penal (artículos 332 y siguientes).

Sin embargo, muchos opinan que estas disposiciones no son suficientes y que la Ley debería endurecerse. Después de entregarse 384.585 firmas en el Congreso el pasado 25 de Marzo, en muchas localidades españolas, se produjeron manifestaciones simultáneas pidiendo un endurecimiento del Código Penal que ampliase los derechos de los animales y aumentase las penas por los delitos cometidos contra ellos.

 

Cafetería canina en Barcelona

Cafetería canina en Barcelona

Los perros de Barcelona están de enhorabuena, y es que sus dueños no son los únicos que van a poder salir a cenar con su pareja o quedar con amigos para tomar unas tapas. El Hospital Veterinari Montjuïc es pionero en la Ciudad Condal en dar un completo servicio de hostelería canina. El restaurante cafetería para perros es ya una realidad en Cataluña.

Menús y aperitivos especiales para canes… y por supuesto también algo para sus dueños, por si les gusta el ambiente y deciden quedarse a charlar con otros propietarios de perros. Además, este espacio ha pensado en todas las necesidades de nuestros amigos de cuatro patas y por eso cuenta con una tienda en la que se ofertan todo tipo de productos de alimentación y complementos nutricionales a la dieta canina. Primeras marcas, un entorno agradable y un trato excelente que consiguen que nuestras mascotas disfruten de una experiencia tan especial para ellos.

Sin embargo, esta idea ya lleva tiempo funcionando con éxito en otras cosmopolitas ciudades como la capital mexicana, donde “Bow Wow Deli” ya es un lugar de reunión habitual para los canes más chics y sus propietarios.

En este restaurante no hay menú para perros, sólo carta. En ella se recogen especialidades de la cocina internacional japonesa, francesa y también mexicana, adaptadas para perros. Así los más de cien invitados caninos que acuden cada mes pueden degustar platos como pasteles, sushi o sabrosos sándwiches; todos ellos elaborados con pollo, cordero o carne de avestruz.

Por último, no podemos pasar por alto uno de los restaurantes para perros más entrañables: Lily’s Kitchen. Se encuentra en Londres y también admite a gatos. Su secreto: la buena música y los confortables sofás que encantan tanto a las mascotas como a sus acompañantes, que confían plenamente en el buen hacer de su propietaria, gran amante de los animales que les prepara menús orgánicos, menús navideños y todo lo que puedan necesitar.

 

Perro come calcetín

Perro come calcetín

perro calcetinHabitualmente los perros nos sorprenden y nos obligan a saber reaccionar ante situaciones de todo tipo, como cuando se comen un calcetín, algo bastante habitual y uno de los sustos que nuestro can puede darnos. En las siguientes líneas explicaremos paso por paso qué hacer si nuestro perro se ha tragado un calcetín.

Pero antes de seguir, para evitar males mayores hay dos puntos a tener en cuenta, el primero es el adiestramiento. Un perro bien adiestrado sabe lo que tiene que hacer y lo que no. La educación es importante, también para garantizar la seguridad de nuestras mascotas.

El otro aspecto es el orden de la casa. Los perros son como niños pequeños, sienten curiosidad por todo y por eso se acercan a inspeccionar todas aquellas cosas que les llaman la atención. Un calcetín tirado por el suelo puede convertirse en un objeto sumamente interesante para nuestra mascota, por eso hay que guardarlo en un sitio apropiado, para evitar que lo encuentre antes que nosotros.

Si el perro se ha comido el calcetín antes de que pudiéramos tomar medidas, pueden darse dos casos. El primero es que nos demos cuenta porque observamos algo extraño en él, entonces debemos acudir inmediatamente al veterinario para que proceda al tratamiento más indicado.

Si el calcetín ha llegado ya al intestino puede ser necesario practicarle una endoscopia, una intervención que se realiza de manera bastante habitual y que no debe preocuparnos, ya que siempre se lleva a cabo en condiciones de seguridad.

Lo más habitual, sin embargo, es que el perro consiga eliminar el calcetín a través de las heces o los vómitos. De forma natural, nuestro can se deshace del problema y a nosotros sólo nos queda observarlo durante unos días para asegurarnos de que todo va bien.

De todas formas, insistimos en que lo más importante es la prevención, así que está en nuestra mano poner los medios a nuestro alcance para evitar que se produzcan situaciones que pongan en riesgo la salud de nuestro animal, porque lo que hoy es un calcetín mañana puede ser un objeto con aristas o un medicamento

Cataratas en gatos

Cataratas en gatos

Las cataratas son una de las enfermedades más comunes que pueden sufrir los gatos. Los felinos cuando envejecen sufren de diversos achaques siendo éste uno de los más habituales, como nos comentan en varias clínicas veterinarias de Barcelona. Las cataratas afectan a la transparencia del cristalino, provocando opacidades que pueden aumentar de tamaño hasta hacer que el gato pierda la visión totalmente. Se pueden producir en un ojo o en ambos.

Podemos detectar que nuestro minino padece de cataratas si observando sus ojos descubrimos zonas que parecen manchas blancas en todo o parte del ojo, rayas o puntos que cubren determinadas zonas.  Si nuestro gato es un ejemplar joven y observamos estos síntomas, podríamos estar ante otro tipo de trastorno, por lo que deberíamos consultarlo con el veterinario.

Una vez que aparecen las cataratas, siguen creciendo y extendiéndose por el ojo, a velocidad variable dependiendo del individuo y de las causas que las hayan generado. A veces podemos pensar que no le están afectando ya que sigue comportándose como siempre y sus costumbres y forma de moverse no han variado, sin embargo, debemos tener presente que los gatos se guían y mucho por sus otros sentidos, que están muy desarrollados.

Unas cataratas en estado avanzado impedirían al gato totalmente la visión, permitiéndole ver tan solo luces y sombras, sin nitidez alguna.

No existen tratamientos que las eliminen y para ello es necesaria la cirugía. Una operación que la que se corta la cápsula anterior del cristalino para poder acceder a la catarata, retirándola y cerrando de nuevo. De esta forma se consigue que el gato recupere la visión.

Todos lo que se estén planteando remover quirúrgicamente las cataratas de su gato deberán antes pasar obligatoriamente por la consulta del veterinario, para que éste pueda evaluar el estado en el que se encuentran y el grado de visión que como consecuencia de ellas ha perdido el gato, así como el estado general de salud del animal, que determinará si puede someterse a la intervención o no.

En cualquier caso, cuanto antes se retiren las cataratas, mayores posibilidades de éxito tendrá la operación, y por lo tanto mejores resultados en términos de recuperación de la visión del felino.

Una vez operado el gato habrá que informarse bien con el veterinario de las exigencias del periodo de acomodación del animal tras la operación y los cuidados que deberemos proporcionarle para garantizar su bienestar.