(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net

La castración de los gatos

La campaña de Global Defensa Animales Sin Hogar de Barcelona sigue con sus propósitos de disminuir el número de animales sin hogar por las calles de la Ciudad Condal. Barcelona registra cada año nuevos abandonos, tanto en gatos como en perros y otros animales. La sobrepoblación empeora el problema, tal y como nos comentan especialistas que prestan sus servicios en Residencias para gatos y Residencias de animales de Barcelona.
El método de control de la población más efectivo en el caso de los gatos, que es el que tratamos en estas líneas, es la castración. En
Barcelona su precio está en torno a los cien euros, sin embargo, diferentes campañas promovidas por la Asociación Global Defensa ASH proponen cantidades mucho más asequibles y que oscilan entre los cincuenta y cinco y los setenta y cinco euros para socios, y dependiendo del sexo del gato.
Quienes se estén planteando el castrar a su gato, además el precio han de saber que el método es otra variable a tener en cuenta. Los más comunes son la cirugía (orquidectomía), la vasectomía y los tratamientos químicos.
En un proceso quirúrgico, al gato macho se le extirpan los testículos, con lo que se detiene la producción de espermatozoides. Otra consecuencia de este método es la anulación de hormonas sexuales en el animal, ya que también dejan de producirse, por lo que sus instintos se verán modificados en este sentido.
Esta intervención conlleva riesgos ya que se ha de practicar aplicando una anestesia general. El post operatorio y las posibles infecciones causadas por el pelo o por una higiene inadecuada aumentan el nivel de riesgo de esta decisión que estamos considerando.
Si no se quiere modificar la conducta de nuestro gato y lo único que se desea es un control de la natalidad puede optarse por la vasectomía. Su método consiste en ligar los conductos deferentes. A través de esta intervención se consigue que el gato no pueda dejar embarazada a ninguna gata, pero que siga manteniendo intactos sus instintos y su comportamiento gatuno. El coste de esta intervención suele ser más elevado que el de la orquidectomía.
Por último, los tratamientos químicos consisten en la administración de medicación específica que produce un efecto inhibidor sobre el sistema hormonal del gato, reduciendo sus instintos pero sin intervenciones invasivas. El veterinario o el personal de las residencias de animales pueden dar información más precisa para cada caso concreto.

Frases hechas sobre gatos

Los gatos nos inspiran todo tipo de sentimientos, y sus comportamientos, su carácter y las cualidades que se les atribuyen han configurado a lo largo de la historia una buena colección de frases hechas que seguramente todos conocemos.
En las guarderías felinas se hacen cargo de los gatos que sus dueños no pueden atender por motivos personales o de trabajo, sin embargo cuando decimos que “hay gato encerrado” no nos referimos a los que allí se alojan sino a que hay algún secreto o se esconde algo que no se quiere hacer público.
“Ponerle el cascabel al gato” significa cometer una acción peligrosa o difícil, bien lo saben los trabajadores de las residencias de animales, y los sufridos dueños de los mininos cuando hay que, no ponerle el cascabel, sino bañarle… tarea nada fácil. De ahí la expresión “llevarse el gato al agua”, que hace referencia a cuando tras un arduo esfuerzo se consigue algo que se anhelaba.
Las situaciones de confusión y falta de claridad también han servido para poner al gato en boca de todos. Por ejemplo cuando se dice que “de noche todos los gatos son pardos” se hace referencia a que con la oscuridad es más fácil disimular los defectos de algo, frase popular a ambos lados del charco. Probablemente sorprenda saber que Benjamin Franklin la utilizó durante una entrevista para justificar su afición a cortejar a mujeres no del todo agraciadas, todo un caballero.
En esta misma línea tenemos “dar gato por liebre”, expresión basada en un hecho que nos llega desde las grandes obras del Siglo de Oro de la literatura española, donde en numerosos pasajes, sobre todo del genial Francisco de Quevedo,  se explicaba cómo en las posadas y tabernas se sustituía la carne de liebre por la de gato en numerosas ocasiones.
“Buscarle tres pies al gato”, alude al hecho de intentar probar lo imposible, haciendo perder la paciencia a cualquiera en el camino; “gato con guantes no caza”, sugiere la utilización de los medios adecuados a la tarea que se tiene pensado llevar a cabo; “cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta”, expresa que muchas veces ante la falta de autoridad se pierden los papeles; “no tengo gato ni perro ni velas en este entierro” quiere decir que el asunto que se trata no es de la incumbencia ni del interés de quien así se expresa.
Antes de terminar, dos de las mejores: “llevarse como el perro y el gato”, para cuando existen diferencias irreconciliables entre dos personas; y “la curiosidad mató al gato”, el más inquietante de todos los refranes, aunque en realidad su significado ha sufrido una transformación ya que proviene de una frase inglesa del siglo XVI donde la voz “curiosidad” era en su versión original “preocupación”.
Y por último, la más bonita: “Tener más vidas que un gato / Siete vidas tiene un gato”, que viene de la creencia egipcia de que los gatos se reencarnaban, una y otra vez, hasta un total de siete.

Novedades en las instalaciones Fontfreda

Novedades en las instalaciones Fontfreda

La residencia felina Fontfreda es un lugar idílica para animales situados cerca de Barcelona. En la residencia Fontfreda ofrecemos unas instalaciones con una atmósfera familiar y con todo tipo de juguetes y utensilios, con tal de que su mascota se sienta como en casa y pueda moverse con total libertad. Además del amplio espacio exterior, las instalaciones de la residencia están preparadas para hacer que su gato se sienta como en su casa. Os presentamos algunas de las novedades en nuestras instalaciones.

Hoteles para Mascotas

Hoteles para Mascotas

Hoteles con servicio de masajes relajantes, hidroterapia, piscina climatizada, peluquería… os hemos comentado ya que se trata de hoteles para mascotas?

Efectivamente, el mundo de los servicios para mascotas, especialmente para perros, ha evolucionado enormemente. En un principio, surgió de la necesidad de poder dejar nuestras mascotas en algún sitio cuando nosotros nos íbamos de vacaciones a un lugar donde no podíamos llevarle. En ese momento se empezaron a crear residencias y hoteles para mascotas para acogerlas y cuidarlas mientras sus amos estaban fuera.

El hecho de dejar a nuestra mascota con unos desconocidos sólo para que nosotros podamos disfrutar de nuestras vacaciones puede acarrearnos un pequeño sentimiento de culpa, sentimiento que nos lleva a buscar la mejor residencia para nuestro amigo. Y cuando nos pongamos a buscar hoteles para mascotas, veremos el gran abanico de opciones que tenemos.

Por un lado están las residencias caninas y felinas, casas normalmente en la montaña, que se han remodelado para poder acoger a un número determinado de mascotas mientras sus dueños no están. Realizan actividades deportivas y lúdicas para estimular a los perros, pues estos necesitan consumir la energía que les sobra en su organismo. También se tiene en cuenta el cuidado de la alimentación y la temperatura de la habitación. Los servicios de estas residencias no son V.I.P., pero nos aseguran la buena salud y cuidado de nuestra mascota durante nuestra ausencia sin excentricidades.

Pero hay personas que desean para su perro lo mejor. Y opinan que lo mejor es un hotel de lujo para mascotas. Hay algunos hoteles de este estilo en nuestro país, aunque los más lujosos se encuentran en Estados Unidos. En este tipo de hoteles es habitual encontrarse con servicios como masajes, exfoliación, habitaciones con cama de matrimonio, servicio de peluquería y spa, etc. El D Pet es un hotel de lujo para perros de Hollywood. Una de sus particularidades es ofrecer un servicio de chofer para nuestro perro. Es sabido que a los perros les encanta sacar la cabeza por la ventanilla del coche cuando conducimos. Pues en el D Pet también podrá realizarlo, solo que subido en un Ferrarri, un Laborghini o un Porsche. El Best Friends Pet Care de Walt Disney World tampoco se queda corto. Entre otros servicios, ofrece el “Bedtime Story” en el que uno de los cuidadores le leerá un cuento a nuestra mascota antes de que se apaguen las luces a la hora de dormir.

Pero el hecho es que por más comodidades que pretendamos darle a nuestra mascota mientras estamos fuera, la verdad es que nuestro amigo tan sólo estará feliz cuando pueda estar a nuestro lado, sin importarle que no tengamos servicio de spa o que nuestro coche sea un Twingo en vez de un Rolls Royce.

Puedes ver más información de hoteles para mascotas en Wikianimales: Hoteles Mascotas