(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Consejos para viajar en avión con tu mascota

Consejos para viajar en avión con tu mascota

La Semana Santa ha quedado atrás y ya estamos en plenas vacaciones de verano. Quienes tengan perro y estén planeando algún tipo de vacaciones que impliquen desplazamientos en avión deben tener claros una serie de aspectos que harán su viaje y el de sus mascotas más fácil y más agradable.

Lo primero es planear con tiempo el vuelo. Para ello es necesario que tengamos el pasaporte del animal, el microchip y la documentación relativa a vacunaciones preparados con suficiente antelación. Así evitaremos imprevistos de última hora que nos obliguen a dejar a nuestro perro o gato en tierra.

Hay que asegurarse también de que en la aerolínea elegida se permite llevar mascotas. No todas las admiten a bordo, especialmente las denominadas Low Cost, donde podemos encontrarnos con restricciones de todo tipo.

Unas semanas antes de la fecha del viaje conviene que vayamos acostumbrando al animal a la jaula o bolsa donde serán transportados durante el vuelo. De esta forma eliminaremos una gran carga de estrés que podría producirse en el animal, caso de meterle en dicho habitáculo y subirle a un avión, todo a la vez.

El día del desplazamiento deberemos etiquetar adecuadamente la jaula o bolsa donde viajará el animal. Es importante que siempre vaya identificada porque evitaremos sorpresas desagradables. También se aconseja detallar en la misma etiqueta las instrucciones de alimentación.

En el suelo de la jaula o bolsa, es bastante recomendable colocar periódicos o una manta vieja, por lo que pudiera pasar… pero no juguetes, huesos ni peluches, que no están permitidos por razones de seguridad.

Si creemos que nuestro perro o gato pueden marearse durante el trayecto, entonces no deberemos suministrarles ningún tipo de bebida ni alimento en las cuatro o seis horas anteriores al viaje en avión. Nunca los sedaremos, ya que narcotizarles sólo puede provocar que se enfríe durante el vuelo y que además tarde más en acostumbrarse a su nuevo entorno.

Por último, no hay que olvidarse de que en algunos países existen normas de cuarentena que afectan a todo animal que cruce sus fronteras, por lo que tenemos que informarnos de cómo son las normas a este respecto en el destino elegido.

Qué hacer cuando se pierde tu mascota

¿Sabríamos cómo actuar en el caso de perder nuestra mascota?

Ya que más vale prevenir que curar, y es verdad que muchas veces no estamos preparados para afrontar una situación así y que además te coge con un estado de ánimo de total confusión,  haremos un repaso de los pasos a seguir.

Lo que hay que tener claro es que lo primero que debe hacerse es notificar la desaparición a las Autoridades, por eso hay que poner el hecho en conocimiento de la Policía Local. A continuación llamar a Protección Civil, protectoras de animales de la zona y alrededores y perreras. Puede ser que si alguien lo encuentra lo lleve a alguno de estos sitios o informe mediante una llamada telefónica de que se ha visto un perro suelto.

Preparar carteles y pegarlos por el área donde se escapó y donde vivimos es otra buena idea. En ellos se debe recoger la información básica: descripción completa, teléfono para contactar con el dueño y, lo más importante, una fotografía del animal que facilite su identificación. Estos datos pueden colgarse en internet y, si se quiere, también en algún periódico local en la sección adecuada.

Por supuesto, no puede faltar nuestra búsqueda, acudiendo a los lugares que conoce el perro, los que más le gustan y las zonas que rodeen el lugar donde desapareció y la casa donde vivís.

Al principio de este artículo subrayábamos la importancia de prevenir, así que terminaremos de la misma forma. El mejor consejo es que no falte un teléfono de contacto en el collar del perro y que se ponga el microchip, que aunque en muchos sitios es obligatorio por ley, debe serlo pero por el bien del animal.

 

¿Qué necesito para viajar con mi mascota?

Si sueles ir de viaje y no quieres dejar a tu mascota en tierra hará falta tener un par de cosas en consideración antes de hacerlo posible.

Lo primero que debemos comentar es el tema del microchip, que todos los que tenéis perro debéis conocer. No duele, no se nota y dura toda la vida, sólo tienes que llevarlo a tu veterinario para que se lo coloque y tendrás a tu perro identificado para siempre. Además necesitas el número de este chip para el siguiente certificado que te hará falta.

Este otro documento que interesa tener es el Pasaporte para animales de compañía, que es obligatorio para todos aquéllos que tengan que viajar fuera de su país de residencia acompañados por su mascota.

Este certificado, que se expide en dos idiomas, uno es el inglés y el otro es el oficial del país de procedencia; incluye, el número del microchip y los datos básicos del animal tales como su nombre, raza, sexo y fecha de nacimiento, además de sus vacunas, análisis y tratamientos. También constan los datos de su propietario: país y cuidad de residencia, dirección, nombre y número del documento nacional de identidad.

Para obtener el tuyo tan solo debes acudir a un veterinario que firme y selle el documento, acreditando los datos que en él se recogen, y proceda a inscribirlo en el Registro General de Identificación de Animales. Así que si vas a volar pronto no pierdas tiempo y pon a tu perro en regla para que pueda acompañarte en tu viaje.