(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Peleas de perros

Peleas de perros

Por desgracia las peleas de perros son una experiencia que algunos hemos sufrido al pasear con nuestra mascota, tanto si hemos sido alguno de los protagonistas del desagradable incidente, como si simplemente hemos sido testigos de lo ocurrido. Barcelona capital, al igual que otras ciudades españolas registra cada año cientos de situaciones que terminan en pelea de perros o a las puertas, y no todo el mundo sabe cómo reaccionar.

Para saber qué hacer ante una pelea de perros es importante conocer a nuestro perro, para poder detectar los síntomas unos momentos antes de que la pelea se desencadene, si es él el atacante. Si por el contrario nuestro perro es el atacado, puede suceder que no nos demos cuenta de la situación hasta segundos después de que se produzca la primera agresión.

Aunque son momentos de mucha tensión, no podemos olvidarnos de que las personas somos nosotros, por tanto debemos mantener la calma. Si nuestro perro es el dominante en la pelea, intentaremos llamarle al orden y si está bien adiestrado, debería obedecer a nuestra señal de inmediato.

Puede que no sea el caso, entonces necesitaremos actuar. Primero intentaremos sujetarle con ayuda del collar, y si no obtenemos resultados deberemos pasar a asir sus extremidades traseras y levantarlas del suelo, obligándole a mantenerse sólo sobre las delanteras y consiguiendo así que al concentrarse en mantenerse de pie se calme un poco. En cualquiera de los casos intentaremos alejarlo del otro perro, poniendo una distancia de seguridad entre ambos y evitando que tengan contacto visual si fuera posible.

Sin embargo, cuando nuestro perro es el agredido no podemos tomar ninguna medida que le deje a merced del otro perro, si su dueño todavía no ha tomado cartas en el asunto. Tratar de alejarnos y alejarle del lugar de la pelea y del otro perro puede ser una buena solución, aunque lo ideal sería contar con la colaboración de la otra parte. Si no aparece y no conseguimos librar a nuestro perro del ataque alejándonos del otro perro, podemos tener que intervenir, actuando sobre el animal atacante como se ha descrito anteriormente, pero extremando las precauciones, ya que podríamos resultar atacados también.