(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net

¿Tiene pulgas mi gato?

Las pulgas pueden producir en nuestro gato, además de disconfort y altos niveles de estrés por la continua irritación que producen sus picadas, varias enfermedades que no son nada agradables.

Por nombrar un par de ellas, tenemos la tenia, que puede aparecer debido a las pulgas que el gato traga cada vez que se acicala lamiendo sus patas y cuerpo; y la alergia a la picadura de pulga. Ambas requieren de tratamiento para su curación desde luego, si sospechamos que nuestro gato tiene pulgas deberíamos consultarlo con nuestro veterinario por si considera oportuno prescribir un tratamiento preventivo.

Para asegurarnos de si son pulgas o no, sería aconsejable comprar un peine de púas finas, en el mercado existen unos especiales para pulgas. Este instrumento nos ayudará a averiguar la verdad muy pronto, porque al pasarlo por el pelo de nuestro gato las veremos. Si nuestro gato tiene el pelo corto podemos incluso detectarlas a simple vista.

Las pulgas se suelen situar en las patas traseras del gato, aunque dependiendo del tiempo que lleven viviendo de él, pueden haberse propagado por todo el cuerpo.

Debemos saber que hay algunas enfermedades felinas que se manifiestan por síntomas como picores que provocan que el animal se rasque, por eso convendría que visitásemos al veterinario para salir de dudas y descartar situaciones más graves.

 

Tenias, pulgas y demás parásitos

Tenias, pulgas y demás parásitos

Las pulgas, a diferencia de las garrapatas, las podemos tener todo el año y suelen ser bastante difíciles de erradicar.
La dificultad por encontrar estos parásitos radica en que se esconden y crian en lugares difíciles de ver. En la casa, las podemos encontrar dentro de un sofá, en la zona cálida de debajo de la nevera, metidas en una alfombra, en un armario… y cuidado cuando tenemos un nido de golondrinas en el balcón. Si se dá el caso de que lo tenéis casi seguro que os vienen de ahí, si no los lo creéis comprobarlo y acercar la mano… y tendréis una poco grata sorpresa, ya que estos son parasitos que igual que la garrapata conviven con ellas.

La higiene es una pieza clave tanto en el animal como la desinfección en la casa, a fin de eliminar los huevos.
A veces, el problema de contagio, lo tenemos fuera del habitat del animal. Podemos tener el foco de contagio por donde suele pasear. Cuidado con las zonas de los orines y humedas, donde hay basura, suciedad… es muy típico lugares como los establos de las ovejas, donde casi siempre está lleno de pulgas. Una zona muy típica de estos lugares son los excrementos de estos animales, que se emplean para sacar abono, ahí estan muchas veces criando bajo el calor del excremento.

En las ciudades, en las partes antiguas, con calles estrechas en las que casi no entra el sol y por las noches pasean ratas cargadas de pulgas o los gatos callejeros, normalmente también cargados. Si no tenemos cuidado, el simple juego de nuestra mascota con el perrito de aquel vecino que no lo cuida muy bien, puede llevar al contagio.

La prevención es tan simple, como no olvidarse la pipeta cada mes, sobre todo en las zonas con mas riesgo. Con la pipeta, a la larga las llegariamos a erradicar si el problema lo tenemos en casa, pues la pulga cuando pica al animal muere intoxicada.

Con otros productos como el pulverizador o el collar, la pulga se sube al animal y salta pero no le pica y por consiguiente tampoco muere. En parte, es mejor para la mascota pero no acaba con ellas como es el caso de la pipeta.

Acordaros de hacer una pauta de desparasitacion, sobre todo cuando ha tenido pulgas, pues el animal que las tiene normalmente tambien tiene un tipo de tenia llamado Dipilidium Caninum. Muchas veces las habréis visto en las heces bien en forma de anillos blancos, como gusanitos anchos y cortos que se mueven. A veces salen con las heces del animal, como os comentábamos, aunque en otras ocasiones si el animal está esteresado las puedes ver saliendo de su ano.

Cuando hay muchas de estas tenias en el interior del animal, las suele sacar de forma completa llegado a medir unos 10 cm. de largo.