(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Cómo separarte de tu perro por primera vez

Cómo separarte de tu perro por primera vez

Llegan las vacaciones y tus planes impiden que puedas llevar contigo a tu mascota. Separarte de tu perro siempre es duro, sobre todo la primera vez. Para que dejar a tu perro en una residencia de animales no suponga ningún problema para él, es importante seguir unas pautas antes de la primera separación.

Lo primordial es buscar una buena residencia canina, la mejor que puedas permitirte, ya que es la única forma de garantizar el bienestar de tu perro durante los días que estaréis alejados. Generalmente conviene reservar con tiempo para evitar problemas de plazas, que son bastante frecuentes en las mejores residencias de animales.

Prepara un informe en el que resumas el carácter de tu perro, sus preferencias y gustos a la hora de comer, a la hora de jugar y a la hora de dormir, de esta forma el personal de la residencia de animales elegida lo tendrá mucho más sencillo a la hora de tratar a tu perro como a él más le gusta.

Es recomendable que al despedirte de tu perro le dejes algún objeto o prenda que le recuerde a ti (por ejemplo algo que uséis cuando jugáis juntos) y que, si puede ser, contenga tu olor. De esta forma, no sentirá la separación de una manera tan acusada.

A la vuelta de las vacaciones, puedes encontrar que tu perro se muestra un poco arisco y reticente en el momento de recogerlo. Es normal, hay que tener en cuenta que puede ser que no haya comprendido el motivo de vuestra separación y se sienta dolido. Además de preguntar a los responsables de la residencia canina por su evolución en los días que ha estado a su cuidado, es muy importante que en las próximas semanas prestes una atención especial a tu mascota.

Con esos cuidados extra y todo tu cariño la situación se normalizará rápidamente y cada vez la separación y el reencuentro serán menos duros. De la misma forma que al conocer al personal de la residencia que has elegido para él, su llegada al centro será aceptada por tu perro de mucho mejor grado cada vez.

Viajar con mi perro

Viajar con mi perro

Llegan las vacaciones y es hora de decidir, un año más, si te quedas en casa o sales fuera. Pero si tienes pensado viajar a algún sitio deberás decidir qué hacer con tu mascota. Puedes optar por dejarla en alguna residencia canina, eligiendo bien para encontrar una donde tu perro sea tratado como en casa, o viajar con él. Para esto último necesitas conocer qué hoteles admiten perros.

La búsqueda de lugares de vacaciones donde no fuese un problema llevar a tu mascota contigo se planteaba como un reto difícil de superar, pero gracias a una nueva iniciativa web es posible encontrar a la primera hoteles que aceptan perros.

Utilizar buscadores de hoteles que acepten mascotas donde toda su oferta reúne una característica común, que tu perro será bienvenido. Si estás decidido a viajar con tu can, ésta puede ser una alternativa interesante. Te faltará encontrar si existe alguno de estos hoteles en el destino vacacional que tienes en mente y si las características de los que encuentras se ajustan a tus preferencias y presupuesto.

Seadmitenmascotas.com es otra página web parecida a la anterior pero con una oferta un poco más amplia, ya que recoge hoteles de todo el mundo donde se aceptan los perros. No tendrán tanta suerte aquéllos que se decidan por un crucero para pasar sus vacaciones, ya que la mayoría de ellos no admiten perros como norma general, salvo perros guía que acompañan a personas invidentes.

Lo mismo sucede en muchos apartamentos, casas rurales y paquetes vacacionales organizados, por eso lo mejor es informarse con antelación, para tener tiempo suficiente de buscar un buen alojamiento para nuestra mascota entre las mejores residencias caninas que pueda haber en el destino vacaional que hemos elegido.

Si esta es su opción y su destino vacional es la maravillosa ciudad de Barcelona, en la Residencia Fontfreda estaremos encantados de poder alojar a su mascota, unicamente alojamos perros y gatos.

Solo nos queda desearles que tengan un feliz verano y disfruten lo máximo posible de sus vacaciones y mascotas.

Peleas de perros

Peleas de perros

Por desgracia las peleas de perros son una experiencia que algunos hemos sufrido al pasear con nuestra mascota, tanto si hemos sido alguno de los protagonistas del desagradable incidente, como si simplemente hemos sido testigos de lo ocurrido. Barcelona capital, al igual que otras ciudades españolas registra cada año cientos de situaciones que terminan en pelea de perros o a las puertas, y no todo el mundo sabe cómo reaccionar.

Para saber qué hacer ante una pelea de perros es importante conocer a nuestro perro, para poder detectar los síntomas unos momentos antes de que la pelea se desencadene, si es él el atacante. Si por el contrario nuestro perro es el atacado, puede suceder que no nos demos cuenta de la situación hasta segundos después de que se produzca la primera agresión.

Aunque son momentos de mucha tensión, no podemos olvidarnos de que las personas somos nosotros, por tanto debemos mantener la calma. Si nuestro perro es el dominante en la pelea, intentaremos llamarle al orden y si está bien adiestrado, debería obedecer a nuestra señal de inmediato.

Puede que no sea el caso, entonces necesitaremos actuar. Primero intentaremos sujetarle con ayuda del collar, y si no obtenemos resultados deberemos pasar a asir sus extremidades traseras y levantarlas del suelo, obligándole a mantenerse sólo sobre las delanteras y consiguiendo así que al concentrarse en mantenerse de pie se calme un poco. En cualquiera de los casos intentaremos alejarlo del otro perro, poniendo una distancia de seguridad entre ambos y evitando que tengan contacto visual si fuera posible.

Sin embargo, cuando nuestro perro es el agredido no podemos tomar ninguna medida que le deje a merced del otro perro, si su dueño todavía no ha tomado cartas en el asunto. Tratar de alejarnos y alejarle del lugar de la pelea y del otro perro puede ser una buena solución, aunque lo ideal sería contar con la colaboración de la otra parte. Si no aparece y no conseguimos librar a nuestro perro del ataque alejándonos del otro perro, podemos tener que intervenir, actuando sobre el animal atacante como se ha descrito anteriormente, pero extremando las precauciones, ya que podríamos resultar atacados también.

Perro come calcetín

Perro come calcetín

perro calcetinHabitualmente los perros nos sorprenden y nos obligan a saber reaccionar ante situaciones de todo tipo, como cuando se comen un calcetín, algo bastante habitual y uno de los sustos que nuestro can puede darnos. En las siguientes líneas explicaremos paso por paso qué hacer si nuestro perro se ha tragado un calcetín.

Pero antes de seguir, para evitar males mayores hay dos puntos a tener en cuenta, el primero es el adiestramiento. Un perro bien adiestrado sabe lo que tiene que hacer y lo que no. La educación es importante, también para garantizar la seguridad de nuestras mascotas.

El otro aspecto es el orden de la casa. Los perros son como niños pequeños, sienten curiosidad por todo y por eso se acercan a inspeccionar todas aquellas cosas que les llaman la atención. Un calcetín tirado por el suelo puede convertirse en un objeto sumamente interesante para nuestra mascota, por eso hay que guardarlo en un sitio apropiado, para evitar que lo encuentre antes que nosotros.

Si el perro se ha comido el calcetín antes de que pudiéramos tomar medidas, pueden darse dos casos. El primero es que nos demos cuenta porque observamos algo extraño en él, entonces debemos acudir inmediatamente al veterinario para que proceda al tratamiento más indicado.

Si el calcetín ha llegado ya al intestino puede ser necesario practicarle una endoscopia, una intervención que se realiza de manera bastante habitual y que no debe preocuparnos, ya que siempre se lleva a cabo en condiciones de seguridad.

Lo más habitual, sin embargo, es que el perro consiga eliminar el calcetín a través de las heces o los vómitos. De forma natural, nuestro can se deshace del problema y a nosotros sólo nos queda observarlo durante unos días para asegurarnos de que todo va bien.

De todas formas, insistimos en que lo más importante es la prevención, así que está en nuestra mano poner los medios a nuestro alcance para evitar que se produzcan situaciones que pongan en riesgo la salud de nuestro animal, porque lo que hoy es un calcetín mañana puede ser un objeto con aristas o un medicamento

Razas de perros para gente mayor

Razas de perros para gente mayor

Hay veces que las personas mayores al quedarse viudas o al marcharse sus hijos deciden adquirir una mascota para cuidarla y  sentirse más acompañados. No todos los perros son iguales, y así como algunas razas destacan por su vitalidad o nerviosismo hay otras que presentan un carácter más tranquilo y sereno, más aptas para personas de edad más avanzada que no pueden estar todo el día corriendo detrás de su perro.

El Japanese Spaniel y el Maltés, además de ser unos perritos muy cucos, son tranquilos y fáciles de adiestrar. Tienen una imagen muy coqueta y  además son muy cariñosos.

Estos perros no son nada grandes, por lo que evitaremos riesgos de caída o lesiones, que un perro más grande podría provocar al dar un tirón al echarse a correr. Otra de sus características es su bonito pelaje, que permitirá a su dueño o dueña llevarlos muy guapos y presumir de perrito.

El Bichón Frisé es otro firme candidato, con su pelo rizado y sus brillantes ojos. También es pequeño y su comportamiento nunca decepciona. Puede ser un acierto con resultados positivos que notaréis desde el primer día.

Por último, no podemos cerrar esta clasificación de perritos chiquitines y educados sin incluir dos de los más salados: los Papillon y los Chihuahua. Ambos cuentan con unos importantes pabellones auditivos que les dan ese aspecto inocente y despierto que tanto nos gusta. Sobre todo los segundos, de cachorros son realmente pequeños y producen una gran ternura.

Ahora que ya tenéis una lista repleta de buenos candidatos, sólo os queda elegir al que creáis que más le va a gustar a tu madre y muy pronto comenzaréis a comprobar los beneficios de convivir con un animal.