(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Peluqueria canina

Peluqueria canina

Últimamente los cuidados de perros y gatos se toman cada vez más en serio y eso ha hecho que el negocio como residencia canina, guarderia canina y la peluqueria canina esté en alza. ¿Qué nos ofrece una peluqueria canina? Muchos propietarios siguen sin confiar en este tipo de negocios y prefieren encargarse ellos del cuidado de sus mascotas: lo que trae a la pelea con nuestra mascota por lavarlo y que se esté quieto para poder cortarle el pelo. En la peluqueria canina trabajan profesionales con amplios conocimiento de animales (peluqueros, veterinarios, auxiliares de veterinaria, nutricionistas de animales, etc.). El buen estado de los utensilios y la higiene son valores principales que distinguen un servicio de calidad. El proceso que se lleva a cabo en la peluqueria canina requiere ciertos conocimientos y condiciones de espacio adecuados. Muchas disponen de una sala de espera equipada con juguetes donde nuestra mascota se podrá entretener. También podemos encontrar alguna peluqueria canina que ofrece sus servicios a domicilio, así el cliente se evita el tiempo del traslado.

Uno de los problemas principales en una peluqueria canina es calmar el animal para poder empezar el procedimiento. Los perro de gran tamaño son muy pesado y su control no suele ser una tarea fácil. Los perros más pequeños, debido a su agilidad y rapidez también intentan ralentizar la tarea. Es por eso que en la peluquería canina disponen de una máquina anti estrés que dispersa aire caliente para poder calmar al animal y así tumbarlos e iniciar el prelavado. Una vez ganada la confianza de nuestra mascota, el trabajo continua en la peluqueria continua en la zona de lavado y peinado del animal. Además, los profesionales expertos realizan una revisión de oídos (con tal de descartar otitis) y le cortan las uñas. Una vez terminado, el animal espera en la sala con juguetes hasta que su propietario le venga a recoger en la peluqueria canina.