(+34) 93 779 03 11 info@fontfreda.net
Sacar a pasear al gato

Sacar a pasear al gato

Londres, Nueva York, Berlín, importantes ciudades de todo el mundo se están apuntando a la moda que hace furor entre los dueños de gatos. Comenzó considerándose una extravagancia pero sacar a pasear al gato por la calle es una actividad que cada día tiene más seguidores… y también en Barcelona!

Sin embargo, es fácil deducir que pasear con un gato por la calle, aunque divertido, tiene bastantes complicaciones. En cierta manera, puede compararse con los paseos acompañados de un perro, aunque debido a factores psicológicos y fisiológicos del gato hacen que existan algunos puntos bastante distintos y que no podemos tomar a la ligera.

En primer lugar, es muy probable que el gato no vaya a obedecer nuestras órdenes como lo haría un perro. Por eso, podemos encontrarnos en el centro de Barcelona buscando a nuestra mascota que ha desaparecido de nuestra vista y no vuelve aunque la llamamos, o que ha trepado a algún árbol o monumento y no quiere bajar. Cosas del destino.

Otro aspecto a tener en cuenta son las diferencias anatómicas entre los canes y los mininos. Mientras que los primeros tienen bastante limitada su capacidad para trepar, arquearse o colarse por sitios recónditos, para los segundos es casi ley de vida.

Los gatos también son animales curiosos y cuando se les saca a la calle reciben miles de estímulos que hacen que puedan salir disparados hacia una grieta en una pared o una alcantarilla porque han detectado presencia de roedores o pájaros y quieren ser los primeros en saludarles.

Por último, para salir a pasear con nuestro gato por Barcelona y alrededores o cualquier otro lugar del planeta necesitaremos una correa adecuada para este tipo de animal, por lo que deberemos adquirir una específica para gatos, que no le dañe y que nos permita disfrutar a ambos del paseo y llegar a casa juntos, sanos y salvos.

Frases hechas sobre gatos

Frases hechas sobre gatos

Los gatos nos inspiran todo tipo de sentimientos, y sus comportamientos, su carácter y las cualidades que se les atribuyen han configurado a lo largo de la historia una buena colección de frases hechas que seguramente todos conocemos.

En las Residencias felinas se hacen cargo de los gatos que sus dueños no pueden atender por motivos personales o de trabajo, sin embargo cuando decimos que “hay gato encerrado” no nos referimos a los que allí se alojan sino a que hay algún secreto o se esconde algo que no se quiere hacer público.

“Ponerle el cascabel al gato” significa cometer una acción peligrosa o difícil, bien lo saben los trabajadores de las residencias de animales, y los sufridos dueños de los mininos cuando hay que, no ponerle el cascabel, sino bañarle… tarea nada fácil. De ahí la expresión “llevarse el gato al agua”, que hace referencia a cuando tras un arduo esfuerzo se consigue algo que se anhelaba.

Las situaciones de confusión y falta de claridad también han servido para poner al gato en boca de todos. Por ejemplo cuando se dice que “de noche todos los gatos son pardos” se hace referencia a que con la oscuridad es más fácil disimular los defectos de algo, frase popular a ambos lados del charco. Probablemente sorprenda saber que Benjamin Franklin la utilizó durante una entrevista para justificar su afición a cortejar a mujeres no del todo agraciadas, todo un caballero.

Gato de angora

En esta misma línea tenemos “dar gato por liebre”, expresión basada en un hecho que nos llega desde las grandes obras del Siglo de Oro de la literatura española, donde en numerosos pasajes, sobre todo del genial Francisco de Quevedo, se explicaba cómo en las posadas y tabernas se sustituía la carne de liebre por la de gato en numerosas ocasiones.

“Buscarle tres pies al gato”, alude al hecho de intentar probar lo imposible, haciendo perder la paciencia a cualquiera en el camino; “gato con guantes no caza”, sugiere la utilización de los medios adecuados a la tarea que se tiene pensado llevar a cabo; “cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta”, expresa que muchas veces ante la falta de autoridad se pierden los papeles; “no tengo gato ni perro ni velas en este entierro” quiere decir que el asunto que se trata no es de la incumbencia ni del interés de quien así se expresa.

Residencia Felina Fontfreda. Lugar de vacaciones para su gato.

Antes de terminar, dos de las mejores: “llevarse como el perro y el gato”, para cuando existen diferencias irreconciliables entre dos personas; y “la curiosidad mató al gato”, el más inquietante de todos los refranes, aunque en realidad su significado ha sufrido una transformación ya que proviene de una frase inglesa del siglo XVI donde la voz “curiosidad” era en su versión original “preocupación”.

Y por último, la más bonita: “Tener más vidas que un gato / Siete vidas tiene un gato”, que viene de la creencia egipcia de que los gatos se reencarnaban, una y otra vez, hasta un total de siete.

Sacar a pasear al gato

Londres, Nueva York, Berlín, importantes ciudades de todo el mundo se están apuntando a la moda que hace furor entre los dueños de gatos. Comenzó considerándose una extravagancia pero sacar a pasear al gato por la calle es una actividad que cada día tiene más...

Frases hechas sobre gatos

Los gatos nos inspiran todo tipo de sentimientos, y sus comportamientos, su carácter y las cualidades que se les atribuyen han configurado a lo largo de la historia una buena colección de frases hechas que seguramente todos conocemos. En las Residencias...

Alergias de gatos

Podemos distinguir tres tipos de alergias de gatos: - Alergias a la saliva de la pulga - Alergias alimenticias. Este tipo de alergias de gatos son difíciles de diagnosticar con un análisis de sangre, la mejor opción para detectar la alergia será una dieta hipoalergica...
Alergias de gatos

Alergias de gatos

Podemos distinguir tres tipos de alergias de gatos:
– Alergias a la saliva de la pulga
– Alergias alimenticias. Este tipo de alergias de gatos son difíciles de diagnosticar con un análisis de sangre, la mejor opción para detectar la alergia será una dieta hipoalergica
– Alergias inhaladas o atopias. Las alergias de gatos atópicos suelen aumentar en la primavera con la abundancia de polen.

¿Cómo identificar alergias en gatos?
Aunque nuestro gato disfrute de buen higiene y una vida saludable puede que les afecten las pulgas. Es muy importante observar el comportamiento de nuestro animal. La característica principal de alergias en gatos suele ser el picor. El calor o situaciones de estrés en el animal pueden aumentar este síntoma e incluso llevar a pérdidas de pelo y aparición de costras.

¿Qué hacer para tratar alergias de gatos?
• Para prevenir alergias de gatos debemos llevar un control periódico de pulgas. Si nuestra mascota presenta alergia a la saliva de las pulgas, con un solo mordisco presentará picores y lesiones en la piel. La prevención es una buena arma para asegurar una buena salud de nuestro felino.
• Si nuestro gato tiene una alergia del tipo alimenticio debemos administrarle una dieta hipoalergénica. Este tipo de preparados hechos de proteínas hidrolizantes se venden en comercios. Cambiando la dieta de nuestro felino podremos descubrir cuál era el elemento que causaba dolencia en nuestro gato.
• Podemos administrar a nuestro gato ácidos grasos. Estas sustancias tienen un efecto antiinflamatorio sobre la piel, lo que va ayudar a controlar la inflamación y los picores.
• Aunque estemos acostumbrados a tratar alergias de gatos, siempre debemos consultar con un profesional. La opinión de nuestro veterinario es básica para asegurarnos un buen cuidado de nuestro gato.