Las mascotas están cada vez más presentes en nuestro hogar, ya que nos hacen una gran compañía y se pueden convertir en buenos compañeros y ayudantes en multitud de facetas de nuestro día a día pero, ¿es bueno convivir con mascotas durante el embarazo? Vamos a intentar aclarar esta duda en relación con los dos tipos de mascotas más habituales y con las que tenemos un mayor contacto como son los gatos y los perros.

*Tiempo de lectura: 7 min

Perros y mujeres embarazadas

Vamos a comenzar analizando la relación entre los perros y las mujeres embarazadas.

¿Es malo convivir con perros durante el embarazo?

Es muy importante tener en cuenta que, si ya tenemos una mascota en casa, debemos seguir manteniéndola y cuidándola, pero es muy importante que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones que nos permitan garantizar la seguridad, y es que en estos casos es necesario extremar las precauciones con todo aquello que nos rodea.

Desde esta perspectiva, convivir con mascotas estando embarazada no va a representar un problema, pero debemos extremar los cuidados y la higiene.

Aunque es poco frecuente que los perros transmitan enfermedades o parásitos que puedan resultar peligrosos para la mujer embarazada, es esencial aumentar la protección frente a los lametones, al contacto con sus excrementos y tampoco se le deberá tocar la boca.

Estoy embarazada y mi perro no se me despega: qué hacer

También es posible que el perro tenga una fuerte tendencia a estar con nosotras, en cuyo caso es importante establecer algunas barreras que limiten el contacto y se garantice la seguridad.

¿Qué hacer si no puedo hacerme cargo del perro durante el embarazo?

En el caso de que esté sola, no haya nadie que te pueda ayudar con todo el trabajo o directamente no estés en condiciones para hacerte cargo del perro durante el embarazo, recuerda que siempre existe la posibilidad de llevarlo a una residencia canina, donde pasar unas vacaciones que serán muy instructivas y divertidas para él, y una vez que vuelvas a sentirte preparada, lo podrás recoger y llevarlo a casa de nuevo.

Residencia Canina


Alojamiento canino ideal para largas temporadas

Gatos y mujeres embarazadas

En cuanto a los gatos y las mujeres embarazadas, es importante resolver los siguientes interrogantes.

¿Puede una mujer embarazada convivir con un gato?

Al igual que ocurre con los perros, los gatos también pueden convivir con mujeres embarazadas, pero en este caso es importante tener en cuenta que los gatos son mucho más peligrosos a nivel de salud, especialmente porque pueden transmitir la toxoplasmosis al hombre.

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que puede llegar a afectar al desarrollo del bebé, por lo que es algo de lo que debemos estar muy pendientes para evitarlo.

Cabe destacar que hay mujeres que siempre han convivido con gatos, de manera que es posible que ya tengan anticuerpos frente a la enfermedad, en cuyo caso tanto la madre como el bebé estarían más protegidos, pero el riesgo sigue existiendo.

En estos casos se recomienda realizar análisis regulares para asegurarnos de que el gato está libre de la enfermedad, y mientras esté sano y no salga de casa ni coma carne cruda, las posibilidades de que contraiga toxoplasmosis serán mínimas.

Recuerda que esta enfermedad se transmite especialmente a través de los excrementos, y aunque los gatos son animales limpios, pueden mantener restos tanto en su cuerpo como en su boca y por las zonas por las que se mueven.

¿Cómo se comportan los gatos con una mujer embarazada?

Hay que tener en cuenta que los gatos tienen la capacidad de percibir los cambios que se producen en una mujer embarazada, tanto a nivel hormonal como en relación con su temperatura, modificación de los hábitos y en general los diferentes cambios químicos que son normales durante esta fase.

Por esa razón, podemos encontrarnos con gatos que durante esa etapa prefieran estar apartados de la mujer embarazada, mientras que otros tienden a lamer con frecuencia a la mujer e incluso a realizarle masajes en la barriga, con lo cual intentan demostrar su cariño.

¿Cómo convivir con gatos durante el embarazo?

En este caso deberemos cuidar al máximo la higiene, asegurarnos mediante análisis que no padece enfermedad alguna, en especial la toxoplasmosis, también es recomendable que nos hagamos un análisis para comprobar si hemos pasado la enfermedad y tenemos anticuerpos, y sobre todo es importante reducir el campo de actuación del gato, evitando que se ponga en la cama, sofás o lugares donde pueda dejar restos a través de los cuales podamos enfermar.

¿Qué hacer si no puedo hacerme cargo del gato durante el embarazo?

En estos casos, la residencia felina es la solución, ya que es un lugar donde no sólo va estar perfectamente cuidado, sino que va a socializar, además de que vivirá unas vacaciones que se dan para él muy divertidas y diferentes.

Residencia Felina


Fontfreda presta todas las comodidades y atenciones para que su gato se encuentre perfectamente atendido

Precauciones durante el embarazo con mascotas

Tal como hemos podido observar, no es malo tener mascotas durante el embarazo, pero a la hora de relacionar embarazo y mascotas, es imprescindible tener en cuenta unas precauciones básicas como son:

  • La mascota debe seguir un control de salud por parte del veterinario.
  • Es imprescindible que esté vacunado al menos de la rabia y de la parvovirosis.
  • Los gatos deberán hacerse un análisis para detectar la presencia de toxoplasmosis.
  • Tenemos que evitar que se acerquen o vuelen cerca de nuestra comida.
  • Bajo ningún concepto entrarán en contacto con los alimentos y el menaje con el que preparamos la comida y comemos, incluyendo desde cubiertos hasta vasos, platos, sartenes, etcétera.
  • Siempre después de que la mujer embarazada toque a una mascota, se deberá lavar bien las manos. Esta recomendación se extiende a todos los miembros de la familia.
  • Deberá ser otra persona la que se encargue del cuidado, alimentación y limpieza tanto de las mascotas como de todos sus enseres. Si en alguna ocasión necesita hacerse cargo de alguno de estos trabajos, utilizará siempre guantes de calidad y resistentes, además de que se deberá lavar bien las manos.

En esencia, las mascotas y el embarazo son compatibles, pero siempre y cuando nos aseguremos de que aumentamos al máximo la seguridad, la limpieza y la higiene.

No Results Found

The page you requested could not be found. Try refining your search, or use the navigation above to locate the post.